Conozca Sus Derechos

Todos reconocemos la necesidad de eficacia en las fuerzas del orden pero también debemos entender nuestros propios derechos y responsabilidades - en especial en nuestras interacciones con la policía.

¡Consiga nuestra aplicación! Baje“Mobile Justice: Oregon” la aplicación del ACLU para vigilar la policía para Android.

QUÉ HACER SI LE PARA LA POLICÍA EN OREGON:

  • Mantenga la calma y controle sus palabras, emociones, y lenguaje corporal. Cualquier cosa que diga o haga se podrá usar en su contra.
    • No discuta con la policía y nunca hable mal con un oficial. Si se queja o si le dice a la policía que están en error, hágalo de manera pacífica para que no se acalore la situación.
    • Mantenga las manos donde la policía las pueda ver.
    • No huya.
    • No le toque a ningún oficial de la policía.
    • No resista fisicamente aún si cree ser inocente.
  • No haga ninguna declaración sobre el incidente.
  • Si le arrestan, pida abogado inmediatamente. Explicar su situación sin abogado podría perjudicar su caso.
  • Puede pedir los nombres, números de placa, y tarjetas de los oficiales. Escríbalos junto con números de patrulla y recuerde  descripciones físicas.
  • Nunca está obligado a aceptar que le registren a usted ni a sus pertenencias, incluyendo su teléfono celular (u otro dispositivo electrónico), carro, o casa. Dar consentimiento a un registro puede afectar sus derechos en el tribunal. 
  • Intente encontrar testigos y escriba sus nombres y números de teléfono.
  • De lastimarse, saque fotos de las lesiones, pero consiga primero atención médica. Pida copias de los archivos de su tratamiento.
  • Escriba todo lo que recuerda tan pronto como puedadespués del encuentro.

Si se enfrenta con la policía, puede protegerse

SI LE PARA, SI LE HACEN PREGUNTAS, Y/O Y LE REGISTRAN MIENSTRAS ESTÁ DE PIÉ...

  • Lo que usted le dice a la policía siempre es importante. Sea cortés en todo momento. Todo lo que diga se podrá usar en su contra.
  • Tiene el derecho de no hablar. Para ejercer este derecho, diga “Quiero guardar silencio.”
  • No impida ni obstruya a la policía - si lo hace le pueden arrestar.
  • La policía puede pararle y detenerle un rato sólo con una sospecha razonable que haya cometido, que comete, o que está a punto de cometer algún delito o falta. Sin embargo, no tiene que parar a menos que la policía se lo mande. A menos que le manden parar, puede irse en cualquier momento pero debe preguntar si se puede ir.
  • En Oregon no es ilegal negar a identificarse, pero le pueden poner cargos si da información falsa para identificarse. La policía le puede detener hasta establecer su identidad.
    • Puede negar a proporcionar su número de seguro social.
    • No está obligado a contestar preguntas sin tener un abogado presente. Para ejercer este derecho, diga “Quiero hablar con un abogado antes de contestar cualquier pregunta.”
    • Le pueden requerir mostrar documentos de inmigración si no es ciudadano de los EE. UU. y está detenido o arrestado por algún delito. De acuerdo a la ley federal, tiene que portar documentos de inmigración todo el tiempo.
  • No tiene que dar consentimiento a ningún registro ni cateo y no le pueden arrestar solo por haberlo negado. Eso quizás no impida el registro pero protegerá sus derechos si tiene que ir al tribunal.
    • Si la policía con amenaza conseguir una orden, puede decirles que lo hagan. La policía quizás le podrá detener hasta conseguir una orden.
    • Si le registran sin orden, no resista físicamente. Diga “No doy consentimiento a este registro.”
    • Si la policía dice tener orden de registro, pida verla.
    • Si le piden vaciar sus bolsillos o su mochila—aún si el oficial le dice que no le causará problemas—no lo haga. Diga “No doy consentimiento a este registro.”
    • La policía puede pedir consentimiento para registrar o preguntar sobre la presencia de armas y cachear su ropa sin consentimiento si tienen motivos para creer que lleva alguna arma.
    • Si la policía le quita cualquier propiedad, tiene el derecho de pedir un recibo.
  • No tiene que irse del área con la policía a menos que le hayan detenido.
  • No hable mal a ningún oficial ni huya, aún si cree que lo que está pasando es injusto. Hacerlo podría llevar a que le detengan.
  • En muchas situaciones, la policía no tiene que avisarle de sus derechos “Miranda” para poder usar sus declaraciones en el tribunal.

SI LE PARAN EN SU COCHE...

  • Cuando se lo pidan, muestre su licencia de manejo, registro, y comprobante de seguro. En ciertos casos, su carro puede ser registrado sin orden de registro. Para protegerse después, diga “No doy consentimiento a este registro.”
  • Si le sospechan de manejar tomado, le pedirán que tome una prueba de alcohol por aliento y prueba de coordinación. Si falla alguna prueba o si se niega a tomarla, le van a arrestar, su licencia de manejo podría ser suspendida, y le podrían quitar su carro.
  • Si le arrestan, su carro será registrado.

SI LA POLICIÁ VIENE A SU CASA...

  • La policía puede entrar a su casa sin permiso si tienen una orden o en caso de alguna urgencia. Si dicen tener una orden, pida verla. Verifique que la orden muestre la dirección correcta.
  • Si le arrestan en su casa u oficina, la policía puede registrarle a usted y el área inmediatamente alrededor de usted o donde la evidencia de alguna actividad delictiva está a la vista.

SI LE ARRESTAN O SI LE LLEVAN A LA ESTACIÓN DE POLICÍA...

  • Tiene el derecho de guardar silencio y el derecho de hablar con un abogado antes de hablar con la policía. No le diga a la policía nada aparte de su nombre y dirección. No de ninguna ex-plicación, excusa, ni historia. Puede defenderse luego, en el tribunal, basándose en lo que usted y su abogado decidan que sea lo mejor.
  • Si tiene abogado, pida hablar con su abogado inmediatamente. Si no puede costear un abogado, tiene derecho a un abogado gratuito cuando su caso llegue al tribunal. Puede preguntarle a la policía cómo contactarse con un abogado. No le diga nada a la policía sin hablar primero con un abogado.
  • Dentro de un plazo de tiempo razonable después del arresto o después de que le fichen, pídale a la policía contactarse con algún familiar o amigo. Si le permiten hacer una llamada en la comisaría, cualquier cosa que diga podría escucharse o grabarse. Nunca hable sobre los hechos de su caso por teléfono.
  • No decida nada sobe su caso ni firme ninguna declaración hasta haber hablado con un abogado.

Última actualización Octubre del 2014